NUESTRA GASTRONOMÍA

Una cocina sincera, abierta a todos los mares desde la tierra; damos la misma importancia al pescado local que a los de lugares lejanos.

Queremos conocer y mostrar todo lo que viene esta tierra y de su mares. Utilizamos carnes y verduras ecológicas de mallorca. Nuestra propuesta es humilde y trata de introducir platos sin mucha elaboración. Nuestra barra fría quiere ser una ventana abierta a las lonjas del pescado y los mercados tradicionales.

Patrón Lunares

Santa Catalina, Palma de Mallorca

La cantina Patron lunares situada en el numero 30 de la Callde de la Fabrica tiene una importante historia dentro de la vida del barrio de Santa Catlina y de Palma. Durante 115 años en este emblemático emplazamiento tenia la sede y punto de reunión la sociedad de socorro del Montepio del Arrabal. El montepío nacio en el año 1894 con el objetivo de proporcionar una asistencia sanitaria a sus socios, que eran mayoritariamente pescadores, obreros, zapateros y cordeleros. El Montepio proporcionaba a sus miembros un medico de cabecera, una comadrona, un practicante y hasta una sepultura.

El Patrón Lunares fue un hombre real, sencillo y carismático pescador que ha pasado a la historia del barrio no solamente por ser uno de los mejores patrones de su tiempo, sino por representar el amor por el trabajo, la conciencia social y promover la cooperación entre vecinos.

Miguel Bonet Oliver, embarcado desde joven en barcos de pesca fue uno de los mejores patrones de barcas de arrastre de Mallorca. En tiempos donde carecían de la tecnología actual, se guiaba el Patrón Lunares por señales costeras utilizando cabos, montañas incluso edificios, una información valiosa que compartía con los jóvenes patrones que empezaban en el arte de la pesca. Amigo de sus amigos y emblemático en su barrio de Santa Catalina, se reunía en los días que no podía faenar en un bar de San Magín para jugar al Truc, su pasatiempos preferido. Los niños salían a su encuentro para saludarlo, gesto que siempre gratificaba con unas pesetillas. Hombre bueno y honrado, no bebedor y muy fumador hasta su muerte. En 1926 a Miguel Bonet, natural de Sta. Catalina, se le concedió el titulo de patrón.

Información y Contacto